Generalidades del cultivo de crisantemo

flor-crisantemo

Inflorescencias de Chrysanthemum

El género Chrysanthemum pertenece a la familia de las Asteráceas o Compuestas y comprende las flores cultivadas más antiguas.El crisantemo que actualmente cultivan los fruticultores es un híbrido complejo y la mayoría de las especies de donde se han generado los cultivares actuales son originarias de China: Chrysanthemum indicum, C, morifolium y la maragarita Chusan (especie desconocida).

Actualmente la mejora para la obtención de híbridos comerciales se basa tanto en la forma y en el color como en su adaptación para la producción de flores durante todo el año, incidiendo siempre en la calidad.

Las hojas pueden ser lobuladas o dentadas, ligulosas o rugosas, de color variable entre el verde claro y oscuro, recubiertas de un polvillo blanquecino que le da un aspecto grisáceo y casi siempre aromáticas.

Lo que se conoce como flor es realmente una inflorescencia en capítulo. Existen diversos tipos de capítulo cultivados comercialmente, aunque, en general, esta inflorescencia está formada por dos tipos de flores: femeninas (radiales; se corresponden con la hilera exterior en las margaritas) y hermafroditas (concéntricas; se corresponden con las centrales). El receptáculo es plano o convexo y está rodeado de una envoltura de brácteas.

Tipos de inflorescencias
Según su forma las inflorescencias se pueden clasificar en:
Sencillas: tipo margarita. Compuestas de una o dos hileras de flores radiales y con flores hermafroditas centrales.

Anémonas: similares a las sencillas, pero con flores concéntricas tubulares y alargadas. El color de las flores radiales y concéntricas puede ser el mismo o no.

Recurvadas: en forma globular, con las flores radiales recurvadas hacia dentro.

Reflejas: en forma redondeada con las flores radiales doblándose hacia afuera y hacia abajo. Araña, pluma, cuchara, hirsuta, etc.: las flores radiales se incurvan y son tubulares, excepto en el caso de la cuchara.

Pompones: en forma globular, constituidos por flores radiales cortas y uniformes. No presenta flores concéntricas. La Sociedad Nacional de Crisantemos de Norteamérica, reconoce tres tamaños diferentes: a) botones pequeños, de 4 cm o menos de diámetro; b) intermedios, de 4 a 6 cm de diámetro; c) grandes, de 6 a 10 cm de diámetro.

Decorativas: similares a los pompones, ya que se componen principalmente de flores radiales, aunque las hileras exteriores son más largas que las centrales, dándole a la inflorescencia una forma plana e irregular.

Tipos de floración a nivel comercial
Las formaciones tipo “estándar” se obtienen cuando se eliminan todos los botones florales, dejando que se desarrolle una inflorescencia por tallo.

Las formaciones tipo “spray” se obtiene cuando se elimina la inflorescencia terminal en el momento en que el color empieza a aparecer en las flores radiales. Dado que se trata de la inflorescencia más antigua, envejecerá antes que las inflorescencias laterales si no se retira.

Cultivares según su respuesta fisiológica
Los cultivares pueden dividirse en dos grupos de acuerdo a su respuesta ante la temperatura de crecimiento y la longitud del día (fotoperíodo) (Salinger, 1991).

Crisantemos de floración veraniega o temprana: aquellos que florecen en respuesta a temperaturas cálidas, mayores o iguales a 15 ºC, independientemente de la longitud del día (termopositivos). La temperatura de 15 ºC es la media de las temperaturas diurna y nocturna, con temperaturas diurnas que no excedan los 25 ºC y nocturnas superiores a 10 ºC.

Crisantemos de todo el año (AYR; All year round): aquellos que responden al fotoperíodo, concretamente a días cortos, y en menor medida a las temperaturas. Manipulando la longitud del día pueden obtenerse flores en cualquier época del año. Se subdividen en grupos de respuesta, de acuerdo con el número de semanas necesarias entre la iniciación de la yema floral y la floración real: la mayoría de las flores para corte se obtienen de los cultivares de 10 a 12 semanas.

Cultivares de crisantemo según la respuesta de la floración a la temperatura:

Cultivares de termocero: muestran poca inhibición floral entre los 10 ºC y los 27 ºC. La floración se produce rápidamente a 15,5 ºC. Son los más adecuados para la floración de todo el año.

Cultivares termopositivos: la floración se inhibe por debajo de los 15,5 ºC. Las yemas florales se pueden iniciar pero no se desarrollan más allá de un estado de cabezuela a bajas temperaturas. Si se mantiene la temperatura apropiada, estos cultivares pueden utilizarse para floración durante todo el año.

Cultivares termonegativos: la floración se inhibe por encima de los 15 ºC. Temperaturas inferiores pueden retardar (10 ºC), pero no inhiben la iniciación. Deberán cultivarse sólamente cuando las temperaturas nocturnas puedan ser controladas a 15,5 ºC ó ligeramente por debajo. Se deberá evitar el cultivo en verano.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *